8 de enero de 2013

Egipto


Aquí está mi primera entrada sobre lugares. En navidades 2007, enero 2008, me fui con mis padres a hacer el mítico crucero por el Nilo. La visita de los sitios turísticos en horas punta es un agobio, por lo que vale la pena madrugar mucho para visitar de buena mañana sin tanta gente y sobretodo sin tanto sol. El recorrido fue el de siempre: Entre El Cairo y Luxor no hay gran cosa que visitar, por lo que la mayoria de cruceros salen de ahí.

Saliamos de los templos de Luxor y Karnak, bajando hasta Abu Simbel y visitando de camino las ciudades de Edfú, Kom Ombo, la presa de Aswan, el templo de Hatshepsut etc. Una vez en Abu Simbel, volamos al Cairo y pasamos 3 días visitando la capital.

No voy a contaros nada que podais leer en una guía sobre monumentos del antiguo egipto. Me interesa más hablar de las pequeñas cosas del día a día, los aspectos medioambientales, culturales, culinarios, las leyes de convivencia, las diferencias de clases.

Lo que más me marcó es que la pobreza está por todo. En todas las calles y en todas las esquinas. Si la pobreza es omnipresente, los vendedores ambulantes también. Incluso cuando estamos sobre la terraza del crucero, tomando el sol mientras navegamos o esperando nuestro turno para pasar el cambio de nivel de la presa de Aswan, aparecian barquitas de todos lados rodeando el crucero y nos tiraban túnicas, foulares, vestidos y todo tipo de prendas gritando precios y regateando a gritos desde el agua. Cuando atracabamos en un puerto para visitar un monumento, el asalto era inminente al bajarse del barco. Lo gracioso es que todos hablan 7 u 8 idiomas, por lo que si les dejas adivinar de donde vienes no te van a soltar, jeje. 

En cuanto a la comida, muchas especies y sabores, difícil encontrar cerdo, evidentemente, pero a mi personalmente me gustó mucho. La arquitectura es muy bonita también, básicamente edificios bajos del color de la arena, mezquitas preciosas y bazares con especies inimaginables. Eso sí, cuidado con el parecido entre billetes de 50$ y de 50Centimos, nos intentaron timar en alguna ocasión.

Al que le de miedo circular en coche, mejor que no coja ninguno en el Cairo. Donde hay 3 carriles ellos hacen 5, y circulan a base de klaxon y sin intermitentes. Eso sí, no vi ningún accidente durante mi estancia ahí.

Esa es mi experiencia en Egipto, y sin duda volveré a ir en alguna ocasión. Puedes compartir tus reflexiones dejando un comentario =).

Un saludo,

Hugo.


1 comentario:

  1. Bueno Hugo menos mal que estas descalzo, imagínate si tuviera el calzado puesto, pues coño. hasta en Venezuela hubieras estado

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido esta entrada?