11 de febrero de 2013

Carnaval ~ Rio de Janeiro, Brasil

Buenos días a todos.

Aprovecho que estamos en época de Carnaval para hacer una nueva entrada de Lugares sobre Rio de Janeiro. En Febrero 2007, mi madre nos llevó a mi hermana mayor y a mi al carnaval de Rio, el más famoso del mundo.

Nos hospedamos en casa de una amiga suya, a 10 minutos andando de la playa. El tiempo es estupendo ahí y la gente muy alegre y amable. En cuanto salimos de casa el primer día para dirigirnos hacia el mar, lo que más me chocó fue la cantidad de mendigos y sin techo que había por las calles. Me pasó la duda por la cabeza de si todos esos cuerpos estirados en la calle estaban simplemente dormidos, o si algunos no se iban a despertar más. En cuanto nos acercábamos a la playa, las construcciones se iban haciendo más grandes y lujosas, con tiendas y chiringuitos por todos los lados.
 

Pasados 15 minutos en la playa, se empieza a escuchar música a lo lejos, y poco a poco el sonido se va haciendo más claro y cercano, y empiezan a aparecer autobuses y carrozas rodeados de peatones cantando y bailando al ritmo de la samba y siguiendo el autobús. ¡Carnaval! 

Cogimos nuestras toallas y nuestras cosas y nos unimos a la fiesta durante el resto del día.



A otro día, cogimos el funicular para subir a visitar el corcovado. La escultura (38 metros de granito) fue construida en 1921, a cargo del escultor francés Paul Landowski, y terminada en 1931, todo esto para conmemorar el centenario de la independencia de Brasil. 
Es una estatua gigantesca, me fascinó muchísimo, y desde ahí arriba puedes contemplar todo Rio, las playas, y al final el pan de azúcar.

El tercer día por fin, era el día del gran desfile. Teníamos entradas para el Sambódromo, dónde desfilaban carrozas y bailarines de todas las escuelas de samba de Brasil, cada una avanzando y bailando al ritmo de su himno respectivo. 



El ultimo día un amigo de mi madre se ofreció para llevarnos a visitar una favela no muy peligrosa de Rio. Las calles eran estrechas, no había recogida de basuras, toda la electricidad estaba pinchada y cantidades de cables atravesaban las calles sin orden ni sentido alguno. Hoy en día, algunas favelas han sido pacificadas y liberadas de los narcotraficantes que las infestaban. Han recobrado paz y tranquilidad, pero los alquileres se están disparando porque, con las subidas de alquileres en los barrios bonitos del Sur de Rio –debido a la proximidad de grandes eventos como la Copa del Mundo de la Fifa 2014 y los JJ.OO. de 2016- la clase media baja ya no se puede permitir el lujo de vivir en esas zonas y busca en las favelas pacificadas.


Esta es mi experiencia en Rio, vosotros podéis dejar comentarios y contar la vuestra ;). Sin duda volvería a ir a Brasil, un país que está creciendo muchísimo y lleno de oportunidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido esta entrada?