22 de mayo de 2013

Singapur

En verano de 2010, realicé un viaje a Singapur para la celebración de la primera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Al ser la primera edición y los deportistas no tan famosos y poco habladores en rueda de prensa, no tuvo mucha repercusión mediática. Sin embargo era una ocasión maravillosa para visitar un país-ciudad con una de las arquitecturas más impresionantes que haya visto nunca. 

Singapur airlines es conocida por ser una de las companías aéreas de mayor calidad en la prestación del servicio, y el aeropuerto de Singapur por ser el más bonito del mundo. Y esas primeras y muy agradables impresiones estuvieron lejos de mermar el resto de mi percepción de la ciudad. La primera noche, desde la habitación del hotel, esta es la foto que saqué:




Un tercio agua, un tercio ormigón, un tercio naturaleza, Singapur es una ciudad pequeña en la que no te faltará de nada. Tiene un zoo y un jardín botánico preciosos, con una gran variedad de fauna y flora. Tiene la arquitectura más curiosa y variada que haya visto jamás. Puedes pasear horas y horas paseando y cada edificio te sorprenderá más que el anterior. Evidentemente la obra maestra arquitectónica es el Marina Bay Sand, tres rascacielos, uno al lado del otro formando una línea semi-curva con un especie de crucero apoyado sobre las tres azoteas, con bares, restaurantes, zonas de juego, e incluso una piscina en el último piso desde la que puedes ver toda la isla. Subir a la piscina no es gratuito pero la mayoria de turistas pagan solo por sacar la foto desde la piscina ;)

Marina Bay Sand

Por otro lado está, evidentemente, el Merlion de Singapur, animal símbolo oficial de la ciudad, con cabeza de león y cuerpo de pez, que se encuentra tanto en los billetes como en todas las tiendas de souvenirs.

Singapur's Merlion

Para los que son menos de visitar y más de consumir, Singapur es tambien una ciudad de lujos, con centros comerciales con las marcas más prestigiosas a nivel mundial. Y si acabas de visitar la ciudad y te has quedado con ganas, tienes un puente directo a Malasia, o puedes coger un barco y plantarte en un momento en Indonesia.

Desde luego me quedé con ganas de volver a visitar esta ciudad, o incluso de vivir ahí una temporada, quizás, algún día. Tengo pendiente el cuarteto Thailandia, Cambodia, Laos y Vietnam, por lo que si algún día consigo hacerlo sin duda me doy un desvío por Singapur. =)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido esta entrada?