11 de noviembre de 2014

El auge del Consumo Colaborativo ~ la nueva tendencia 2.0.


AirbnbBlaBlaCar y Uber son los portales más conocidos, pero hay más. El consumo colaborativo es, sin lugar a dudas, la gran tendencia del momento. Las hay de todos los tipos imaginables: para compartir coche, trayectos o párking, de micromecenazgo o crowdfunding; para hacer regalos en grupo; para intercambiar conocimiento; para compartir espacio de oficina, de intercambio de casas, de logística P2P, de trueque de productos, para encargar tareas del hogar; para prestarse dinero entre sí; para compartir la conexión WiFi; para comprar y vender muebles de Ikea de segunda mano; e incluso para compartir el cuidado de un huerto urbano.

El blog ConsumoColaborativo.com, creado en 2011 y miembro de la comunidad internacional Ouishare, ha elaborado un directorio de proyectos colaborativos en España. Actualizado por última vez el pasado agosto, ya contabiliza unas 350 start up’s.


La ley del más fuerte

Muchas de las plataformas, en especial las que ponen en contacto a personas particulares (B2C), están esperando a alcanzar una masa crítica lo suficientemente grande antes de definir su modelo de ingresos.

Ésta es una estrategia muy común entre las start up norteamericanas, que sin embargo, no siempre es fácil de llevar a la práctica, pues se apoya en grandes volúmenes de capital riesgo para sobrevivir durante los primeros años. Mientras tanto, algunas obtienen dinero de la comercialización de su base de datos (venta de leads) o de la integración de su tecnología dentro de plataformas o de apps de terceros.

Wazypark, por ejemplo, es una aplicación en la que los usuarios pueden avisarse unos a otros de dónde aparcar. "Proponemos la integración tecnológica como nuestro principal modelo de negocio. Son muchas las apps y sistemas que necesitan un tráfico recurrente y aportar un valor diferencial a sus usuarios. Potencialmente, cualquier compañía que adopte Google Maps podría integrar también Wazypark", explica Carlos Rodríguez Vargas, consejero delegado y uno de los socios fundadores de Wazypark.

"Se ha producido un gran boom de start up colaborativas, y es evidente que sólo sobrevivirán las más fuertes", confirma Diego Hidalgo, socio fundador de las start up Amovens (primer competidor de BlaBlaCar en España) y Spacebee (para compartir espacios de oficina en desuso). "Son modelos que requieren una gran masa crítica y donde sólo los líderes de cada categoría saldrán adelante", coincide Miguel Vicente, cofundador de Wallapop.

Según el citado directorio de 
Consumocolaborativo.com, más de 70 compañías de este sector ya han desaparecido.

¿Pero cómo fortalecerse?

El gran reto para cualquier proyecto "colaborativo" consiste en conseguir, precisamente, que los usuarios "colaboren" entre sí. Wazypark trabaja ya en un plan de remuneración para los usuarios que notifican el sitio libre y otrasapps, como Wallapop, está jugando la baza del márketing.

"Lo primero es tener un buen producto, que resuelva una necesidad. Posteriormente empezamos a captar usuarios por Internet, fundamentalmente a través de la viralidad en redes sociales y de campañas publicitarias online. Y por último pusimos en marcha campañas en medios convencionales", apunta Gerard Olivé, otro de los socios fundadores de Wallapop. Esta app de compraventa de segunda mano se mantiene, por ahora, al margen de las transacciones de los usuarios. Fundada hace poco más de un año, registra casi cuatro millones de descargas.

Y todo esto, a la espera de que el Gobierno regule expresamente este tipo de actividades económicas. "Se trata de un sector donde aún está todo por hacer. No sabemos qué modelos de negocio tendrán más futuro, pero es evidente que la tendencia es imparable", insiste Hidalgo.


Fuente: Expansión.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido esta entrada?